El bruxismo es una patología crónica que cada vez afecta a más personas en nuestro país.

El bruxismo puede ser diurno o nocturno y afecta, y se conoce por el hábito de rechinar y apretar los dientes de forma inconsciente y no funcional.

Botox para el tratamiento del bruxismo

Trabajamos con el tratamiento más actual para el bruxismo, que consiste en la aplicación de BOTOX® en los músculos masticadores.

Este tratamiento ha demostrado ser una excelente herramienta para combatir las alteraciones del bruxismo. El BOTOX® es un potente relajante muscular local que actúa por un amplio periodo de tiempo (3 a 6 meses), relajando los músculos masticadores afectados, sin producir los indeseables efectos secundarios de los relajantes musculares.

Más información sobre el tratamiento del tratamiento del Bruxismo >>