Podologia

Caminar es una actividad física muy sana que todos deberíamos realizar con frecuencia. Ésta actividad es la más recomendada en pacientes diabéticos, cardiópatas, tercera edad… y, sin embargo, muchas veces estos pacientes se ven incapaces de llevarlo a cabo porque sus pies no se lo permiten.

Callosidades, afecciones dérmicas, patologías de las uñas, papilomas, pie plano, pie cavo, fascitis plantar, juanetes… son algunos de los problemas que nos impiden caminar, correr o llevar a cabo nuestra vida diaria, por eso debemos acudir a un buen podólogo, para que nos lo solucione y podamos adquirir calidad de vida y alivio en nuestros pies.

Asociaciones y colegios de referencia