¿Que es? | ¿Para quién? | Servicios Complementarios | Ventajas | Contraindicaciones | Efectos Secundarios | Cuidados Posteriores

¿En qué consiste este servicio?

La palabra LASER es un acrónimo de 'Light Amplification by Stimulation Emission of Radiation', que significa 'amplificación de la luz por emisión estimulada de radiación'. Tal como indica su definición, el láser es una luz, pero más coherente, unidireccional, monocromática, de alta luminosidad y con concentración de la energía fotónica.

Para el tratamiento de las varices se emplea el láser y otras formas de luz intensificada bajo el principio de la fototermolisis selectiva, que consiste en provocar una pequeña quemadura de venas dilatadas sin dañar las estructuras vecinas.

¿A quién se dirige este servicio?

Científicamente se ha evidenciado que ciertos tipos de láser (con determinadas longitudes de onda y pulsos de cierta duración) son efectivos para eliminar las telangiectasias (dilataciones venosas) de diámetro inferior a un milímetro y que se encuentran a poca profundidad de la piel

Eficacia y servicios complementarios

En general, los mejores resultados se obtienen cuando se combinan con otras modalidades de tratamiento como las esclerosis .

Principales ventajas del láser

El tratamiento es prácticamente indoloro, pues se emplea un sistema de enfriamiento cutáneo (aplicación de un “spray”, un gel o una corriente de aire frío en la zona a tratar justo antes de la aplicación del láser), que además evita el daño de la piel; en casos muy sensibles se podría utilizar anestesia tópica (en forma de crema) para minimizar las pequeñas molestias que puedan presentarse .

Es un procedimiento ambulatorio, que no requiere ningún tipo de preparación, y el paciente puede continuar realizando su vida habitual.

Contraindicaciones

El láser NO se aconseja para el tratamiento de las grandes venas dilatadas (por ejemplo, cuando existe insuficiencia valvular) o en las personas de piel más oscura o con trastornos de pigmentación. Como cuidado previo se aconseja evitar el bronceado de la piel.

Efectos secundarios

Aunque es una técnica poco agresiva, después de la aplicación del láser puede aparecer una pequeña zona enrojecida (eritema) que desaparece en dos o tres semanas, si los vasos tratados son pequeños, o en cuatro o cinco semanas, si los vasos son más grandes. Excepcionalmente se ha descrito la aparición de cambios de textura o pigmentación de la piel.

Cuidados posteriores al servicio

Nuestros tratamientos con láser de última generación se pueden realizar durante todo el año; únicamente antes y después de cada sesión debe evitarse la exposición directa y prolongada al sol como mínimo durante los primeros diez días.